Reflexiones en una mañana de Domingo

Publicado: 18 octubre, 2009 en Sin categoría
Hoy, e sido asaltado de nuevo por una verdad simple. Tan simple que en mis complicaciones, y en mi cobardia e de admitir, no habia deseado pensar. Me encuentro desolado, por decir un poco, pero algo aliviado, y terriblemente molesto.

Aun no te perdono…

Aun no te perdono las palabras quie alegraron mi alma desde el fondo de mi oscuridad.
Aun no te perdono grabar a fuego, tu imagen en mi recuerdo.
Aun puedo sentir el aroma de tu piel, el sonido de tu respiracion.
Aun puedo evocarte, sencillamente como la belleza en toda su expresion.

Aun puedo recordarte como el altar al que se dirige mi adoracion.
Aun siento tu presencia, cristalina y suave, en contraste con mi asperesa.
Aun sueño contigo, provocando mi timidez incluso en mi profundo subconsiente.
Aun me sonrojo, cuando recuerdo tu sonrisa jugetona, o al viento rebuscando tu cabello.

Aun te maldigo, por la profundidad de tu mirada y la suavidad de tu comprension
Aun puedo sentir el ultimo dia de mi vida, cuando volvi a verte de nuevo.
Aun siento el vacio gris de mi supervivencia, al mantenerme alejado de vos.
Aun no puedo perdonarte, aun no puedo dejar de sufrirte.

Aun me invade la furia al mirar el espacio infame en el que no estas.
Aun siento el divagar de mis poesias, que son totalmente banales hasta que pienso en vos
Aun escucho tus palabras, con la claridad de el momento presente
Aun te extraño sin tiempo, aun no te puedo perdonar

Eres lo unico que no e sido capaz de dejar de amar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s